Bienvenidos a esta ventana al mundo.No pretendo hacer una guía detallada de cada viaje puesto que en internet hay mucha más información que la que yo os puedo dar, lo que pretende este blog es fundir dos de mis grandes pasiones: viajar y la fotografia y enseñar así las vivencias personales, las curiosidades y la manera de disfrutar un viaje de una manera muy particular: la mía.
Trataré de dar información útil, tanto en mis textos como con enlaces a distintas webs. Los artículos variarán en su composición dependiendo del tipo de viaje, pudiendo tener más contenido en texto o casi exclusivamente fotografias.
Por si interesa a alguien, el equipo fotográfico que uso consta de una compacta Canon PowerShot S50, una Canon EOS 400D y una EOS 7D con distintos objetivos: 18-50 de Canon, un 18-200 de Sigma y un macro de focal 50mm también Canon. También un flash speedlite 480 EXII y diversos cachivaches más que cada vez hacen más difícil cuadrar el peso de la maleta en los aeropuertos...

Como vereis, este espacio web no tiene publicidad, así que los comentarios son bienvenidos y siempre se agradecen.
Para seguir con las entradas de un mismo viaje que no estén en la pantalla principal pulsar "entradas antiguas" en la parte inferior.
Espero que lo disfrutéis.

lunes, 12 de septiembre de 2005

Islandia: tierra de hielo

¿Quieres ver la catarata más caudalosa de Europa?¿y la que tiene la caída más alta?¿y pisar el glaciar más grande?¿qué te parecería asomarte al volcán desde el que según Julio Verne puedes entrar al centro de la tierra y salir en Italia?
Si tu respuesta es que SI, prepara la mochila y sigue leyendo porque te voy a llevar de viaje por uno de los países "más vivos" de todo el globo. Vamos a dar la vuelta a Islandia.


Lo primero que te pasa por la cabeza cuando un compañero te comenta en el trabajo, a primera hora de la mañana, de hacer un viaje así, es que quizá no es azúcar lo que se ha echado en el café (saludo desde aquí a Felipe y Ana), pero cuando empiezas a buscar información, el país te va atrayendo cada vez más, y fue así, por casualidad, como nos embarcamos en esta aventura.
La mejor época para ir es entre mediados de mayo y finales de septiembre, ya que antes las condiciones meteorológicas y las escasas horas de luz harán el viaje más complicado.



En verano se pierde un poco el encanto debido a la cantidad de gente que te encuentras. Creo que habilitan colegios y albergues especialmente para estas fechas. Eso hay que tenerlo claro cuando se viaja a Islandia, no se puede esperar dormir en hoteles de mucha categoría porque son escasos y muy caros.
El nivel de vida es de los más altos del mundo y eso hace que no solo dormir, si no que cualquier gasto sea elevado.

La mejor manera es pernoctar en cualquiera de los múltiples albergues ya que es la opción más económica y los hay a lo largo de toda la isla. En http://www.hostel.is/ o en http://www.hihostels.com/ tenéis un listado con datos y fotos por si se quiere reservar.
Comer también es carísimo, por lo que es buena idea comprar en supermercados e incluso llevarse comida en una maleta y facturarla como hace mucha gente.

Los albergues están bastante bien, aunque hay algunos un poco más flojos que otros.


Lo ideal para desplazarse es alquilar un coche, pero debido al estado de algunas carreteras (sobre todo por el centro) sale más caro que en otros países de Europa.
Si se sigue la carretera que bordea la isla es imposible perderse y como las distancias entre núcleos poblados son a veces tan grandes, la población está muy concienzada y ayudarán al viajero a la mínima aparición de problemas.


El clima varía entre la zona sur y la norte de la isla y en la época en la que realizamos nosotros el viaje (septiembre) el frio era soportable, aunque no pueden faltar unas buenas botas para andar cómodamente y que no se mojen en caso de lluvia y nieve, así como ropa impermeable y corta vientos. En tan solo una hora podemos pasar de un espléndido sol a lluvia pasando por granizo y acabando con nieve…

El idioma oficial es el islandés aunque todo el mundo habla un inglés perfecto debido a que no se doblan las películas ni programas de la tele puesto que son muy poca población y no sale rentable.
La seguridad en todo el país es altísima y solo deberemos preocuparnos por otros viajeros con los que compartamos albergue.
En verano hay vuelos directos desde España. Fuera de estas épocas habrá que buscar escalas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La opcion mas barata de alojamiento es el camping y lo de doblar o no las peliculas, no es cuestion de la cantidad de gente, Portugal no dobla, ni Polonia, Hungria...es cuestion de cultura y a mi modo de ver, de inteligencia, ¿porque no doblamos la musica???????

Chererito dijo...

Sí, tienes razón con lo del camping, siempre que haya sitio y no sea temporada alta.
Con respecto a lo de doblar, te doy la razón en parte, porque es verdad que paises como los que has dicho no doblan, ni muchos otros tampoco. Y es verdad que en este país tenemos muy poca cultura por el ingles y es una de las grandes asignaturas pendientes que tenemos los españoles.
Pero también hay que hablar de las excelentes escuelas de doblaje que hay, que sin duda hacen que se doble todo para los "vagos". Pero también te digo que, como en todo, otro motivo es el económico.
En un país como Amsterdam, Islandia o Hungria no doblan porque la "peli" la venden igual y no hace falta que se dejen un duro en actores de doblaje.
Muchas veces los motivos culturales y los económicos van cogidos de la mano.
Gracias por tus comentarios en el blog, cada vez son más escasos y siempre se agradece la opinión de la gente que entra.
Salu2