Bienvenidos a esta ventana al mundo.No pretendo hacer una guía detallada de cada viaje puesto que en internet hay mucha más información que la que yo os puedo dar, lo que pretende este blog es fundir dos de mis grandes pasiones: viajar y la fotografia y enseñar así las vivencias personales, las curiosidades y la manera de disfrutar un viaje de una manera muy particular: la mía.
Trataré de dar información útil, tanto en mis textos como con enlaces a distintas webs. Los artículos variarán en su composición dependiendo del tipo de viaje, pudiendo tener más contenido en texto o casi exclusivamente fotografias.
Por si interesa a alguien, el equipo fotográfico que uso consta de una compacta Canon PowerShot S50, una Canon EOS 400D y una EOS 7D con distintos objetivos: 18-50 de Canon, un 18-200 de Sigma y un macro de focal 50mm también Canon. También un flash speedlite 480 EXII y diversos cachivaches más que cada vez hacen más difícil cuadrar el peso de la maleta en los aeropuertos...

Como vereis, este espacio web no tiene publicidad, así que los comentarios son bienvenidos y siempre se agradecen.
Para seguir con las entradas de un mismo viaje que no estén en la pantalla principal pulsar "entradas antiguas" en la parte inferior.
Espero que lo disfrutéis.

lunes, 12 de septiembre de 2005

Islandia: Njardvik - Blue Lagoon - Skógafoss - Hvoll

video

Cargado el coche ponemos rumbo a la Laguna Azul o Blue Lagoon.



Este centro termal se forma con el agua de rechazo de una central eléctrica geotérmica que aprovecha el vapor desprendido por la actividad térmica para mover unas turbinas y producir la electricidad usada en el país. Este vapor pierde presión y temperatura convirtiéndose en agua condensada a elevada temperatura. Esta central descarga a la laguna dos veces al día.








Todo el suelo de la laguna tiene arena y el tacto es muy agradable y el color azul eléctrico que tiene se debe a la cantidad de arcilla blanca que contiene.




Una visita por los alrededores nos dará una sensación de paraje lunar.
Si además del cuerpo y el espíritu se quiere cuidar el estómago podemos comer o cenar en el restaurante, considerado uno de los mejores del mundo por varias revistas de reconocido prestigio.





Tras disfrutar del baño continuamos hacia Skógafoss y a mitad de camino, visible desde la carretera, nos encontramos con Seljalandfoss, una cascada con la que no contábamos y que tiene un camino hecho con tablones que nos da la posibilidad de acceder a ella y verla desde dentro.




















Hicimos un alto para comer y entramos en una cafetería para tomar un café, que es bastante malo y se sirve a lo americano: muy aguado.Con el estomago lleno y disfrutando del paisaje vamos haciendo camino hacia Skogafoss.



La altura de esta cascada es tal que el agua que hay flotando en el ambiente nos mojará el objetivo de la cámara a bastante distancia. De hecho, es la más alta de Europa y la subida a Skogafoss es un poco pesada pero merece la pena realizar la caminata para comprobar desde arriba la caída que tiene (sobrecoge mirar hacia abajo) y para disfrutar de las vistas del rio serpenteando por unas praderas inmensas. Podemos hacernos una idea de la altura viendo el tamaño de la gente en la foto de arriba.

















Desde arriba se puede ver como los arrastres del agua se depositan en la playa creando unos deltas preciosos.
Cerca de Skogafoss hay una zona de rocas volcánicas a orillas del mar y arena negra llamada Vik y que vale la pena visitar, aunque habrá que estar preparado para maltratar un poco el coche.







A partir de Vik y siempre siguiendo la carretera principal que rodea la isla, vemos como cada vez tenemos más cerca las lenguas del glaciar que vamos buscando y que será obligada visita el próximo día.
El albergue de Hvoll fue sin duda el que más nos costó de encontrar, en parte porque esta parte de la carretera está un poco mal y en parte porque la jornada fue larga y se nos hizo de noche por el camino. Cuando llegamos la mujer que regentaba el albergue nos estaba esperando y nos enseñó nuestra habitación.
Muchos de los albergues están administrados y controlados por mujeres y madres solteras, manera en la que el estado “tutela y protege” a los ciudadanos para garantizarles un sueldo y una calidad de vida.

No hay comentarios: