Bienvenidos a esta ventana al mundo.No pretendo hacer una guía detallada de cada viaje puesto que en internet hay mucha más información que la que yo os puedo dar, lo que pretende este blog es fundir dos de mis grandes pasiones: viajar y la fotografia y enseñar así las vivencias personales, las curiosidades y la manera de disfrutar un viaje de una manera muy particular: la mía.
Trataré de dar información útil, tanto en mis textos como con enlaces a distintas webs. Los artículos variarán en su composición dependiendo del tipo de viaje, pudiendo tener más contenido en texto o casi exclusivamente fotografias.
Por si interesa a alguien, el equipo fotográfico que uso consta de una compacta Canon PowerShot S50, una Canon EOS 400D y una EOS 7D con distintos objetivos: 18-50 de Canon, un 18-200 de Sigma y un macro de focal 50mm también Canon. También un flash speedlite 480 EXII y diversos cachivaches más que cada vez hacen más difícil cuadrar el peso de la maleta en los aeropuertos...

Como vereis, este espacio web no tiene publicidad, así que los comentarios son bienvenidos y siempre se agradecen.
Para seguir con las entradas de un mismo viaje que no estén en la pantalla principal pulsar "entradas antiguas" en la parte inferior.
Espero que lo disfrutéis.

lunes, 12 de septiembre de 2005

Islandia: Njardvik - Reykjavík - Njardvik

video

El primer día decidimos pasarlo íntegramente en la capital, Reykjavík.

Es la capital del mundo más septentrional y es una típica ciudad del norte de Europa, calles muy limpias y anchas y edificios no muy altos sin persianas para aprovechar hasta el último rayo de sol.


En las fotos anteriores podemos ver la iglesia Dómkirkjan, en el corazón del casco antiguo, el Parlamento (Alpingishúdid) y una de las calles de la ciudad.


Es la capital financiera y aquí se concentra más de la mitad de la población del país, que es de menos de 314 mil habitantes.

Las temperaturas en verano son "suaves" para lo que se podría esperar de un país de esas latitudes, debido a las corrientes del Golfo.

Ciudad totalmente libre de contaminación con un hermoso lago en su casco antiguo, Reykjavík es un centro bullicioso de comercio, gobierno, industria y cultura.


La traducción en islandés de Reikiavik sería Bahía humeante y la capital se estableció ahí porque fue el sitio donde se instaló el primer colonizador: Ingólfur Arnarson , que es a quien está dedicada la estatua que hay en la plaza de la Catedral.






Esta catedral es luterana, ya que es la religión que más se procesa en el país, aunque no le dan mucha importancia a las creencias y prueba de ello es la inmensa cantidad de mujeres solteras que hay. Entrar es gratis, pero habrá que pagar si se quiere subir al campanario.

Arquitectónicamente, por fuera la catedral recuerda a una catarata que podremos ver más adelante en el Parque Natural de Skaftafell y de la que pongo una foto para poder compararla.



Por dentro, el lugar de culto se caracteriza por su sencillez y luminosidad.





Contrastando con la "seriedad" de los islandeses, este policía se prestó gustoso a posar para nuestras cámaras.







Nos pareció muy curioso lo equipados que van los cuerpos del estado y las motos que usan, más parecidos a policías de Estados Unidos que de un país sin apenas delitos.





Después de caminar por la ciudad, una buena opción para relajarse es acudir a una de las piscinas que hay en la ciudad y aprovecho el momento para comentar algo sobre ellas.


Es obligado viajar a Islandia con el bañador y llevarlo SIEMPRE encima, porque en cualquier momento tendremos la oportunidad de disfrutar de un baño en aguas calientes emanadas directamente de la tierra y que dejan muy relajado después de una jornada de mucho andar.


Estas piscinas que están a lo largo de todo el país se encuentran tanto cerradas como al aire libre y aunque la temperatura sea baja en el exterior, dentro del agua no tendremos la menor sensación de frío. Una práctica muy frecuente es combinar la sauna con temperaturas bajas del exterior con baños calientes que pueden llegar a alcanzar los 45 grados en algunas piscinas.




La más conocida es la Blue Lagoon, parada obligatoria y de la que hablaré más adelante, aunque como ya digo hay multitud de ellas y a precios muy razonables (puedes encontrarlas desde 3.5 €).






La higiene requerida es máxima para entrar en las piscinas ya que no tienen aditivos químicos al ser naturales, con lo que habrá que ducharse bien antes de entrar.



Nosotros fuimos a ver la piscina nautholsvik thermal beach, playa en la que desemboca agua termal y que dispone de vestuarios, todo gratuito.









Este par de locos son los dos puntitos de la foto de abajo a la derecha que estaban bañándose en la bahía como si de agua termal se tratara. No recomendable para corazones delicados.





De vuelta a Njardvik decidimos pasar por otra ciudad costera llamada Hafnarfjördur y que es la tercera más poblada de Islandia y uno de los puertos pesqueros más importantes y que es conocida en el país por su festival Vikingo.








Como curiosidad, Hafnarfjördur es la equivalente a Lepe en España porque es motivo de muchos chistes del resto del país.


No hay comentarios: