Bienvenidos a esta ventana al mundo.No pretendo hacer una guía detallada de cada viaje puesto que en internet hay mucha más información que la que yo os puedo dar, lo que pretende este blog es fundir dos de mis grandes pasiones: viajar y la fotografia y enseñar así las vivencias personales, las curiosidades y la manera de disfrutar un viaje de una manera muy particular: la mía.
Trataré de dar información útil, tanto en mis textos como con enlaces a distintas webs. Los artículos variarán en su composición dependiendo del tipo de viaje, pudiendo tener más contenido en texto o casi exclusivamente fotografias.
Por si interesa a alguien, el equipo fotográfico que uso consta de una compacta Canon PowerShot S50, una Canon EOS 400D y una EOS 7D con distintos objetivos: 18-50 de Canon, un 18-200 de Sigma y un macro de focal 50mm también Canon. También un flash speedlite 480 EXII y diversos cachivaches más que cada vez hacen más difícil cuadrar el peso de la maleta en los aeropuertos...

Como vereis, este espacio web no tiene publicidad, así que los comentarios son bienvenidos y siempre se agradecen.
Para seguir con las entradas de un mismo viaje que no estén en la pantalla principal pulsar "entradas antiguas" en la parte inferior.
Espero que lo disfrutéis.

viernes, 12 de junio de 2009

Dublín: el culto al bar


Pudo deberse a que era sábado, o a que salió un día soleado y de buena temperatura, o a las dos cosas. El caso es que si algo me sorprendio y llamó la atención de Dublín es la vida que tiene, la cantidad de gente que pasea por sus calles y el ambientazo cultural que hay.
Hay ciudades que cuando las conoces enganchan por su encanto arquitectónico (París, Roma...) pero Dublín no tuvo esa influencia en mi. Bien es verdad que tiene zonas muy bonitas, sobre todo el área medieval, pero lo mejor de esta ciudad es pasear por sus calles principales y parques y disfrutar del ambiente y de una buena cerveza en Temple bar, Ya que aunque tiene construcciones que merecen la pena ser visitados, me dio la sensación de estar en una ciudad que ha pasado una época bastante decadente,con edificios muy abandonados y sucios y antiguos barrios marginales con un alto índice de paro y que ahora, resurge de sus cenizas.

Empezamos la ruta en Eden Quay, que es donde nos dejó el autobús y nos dirigimos hacia O´connell St, una de las arterias principales.



La oficina de correos en la foto de la izquierda y el monumento a Partnell a la derecha.



Detalle del reloj de Clery´s department store.


Y "the spire (aguja) of Dublín" o Monument of light.


El Rotunda Maternity Hospital, de 1757.


Y el monumento a Daniel O´connell.

Seguimos recto,dejando atrás el monumento a Partnell y a la izquierda el Gate theatre (que en ese momento alojaba la exposición "bodies the exhibition") para entrar en la calle Parnell square.



En esta calle pude sacar alguna foto de las típicas puertas...




También puede verse la iglesia de St Frederick con el permiso de los autobuses...













Y siguiendo recto, tomando Blessington st, llegamos al parque Blessington Basin, junto al que se encontraba nuestro albergue: Celts house, que no era para tirar coetes pero estaba limpio...

Perpendicular a O´connell street están las peatonales Earl St y Henry st, divididas por el "spire" y con muchas tiendas, centros comerciales y mercados.


La estatua del escritor James Joice.


Earl Street y mercado en Moore Street.


Fachadas muy pintorescas y el edificio de los almacenes Arnotts, lo más parecido a nuestro Corte Inglés...


Mujeres vendiendo fresas en carritos de niños y la iglesia se St Mary´s


Una cafetería y una farmacia muy llamativas...


Bajando el río llegamos al antiguo edificio de la aduana, sede hoy de un ministerio, The Custom house, junto al puente de hierro de la linea de ferrocarril.





Cruzamos el río por el puente O´connel (desde donde está sacada la foto de la cabecera de esta entrada) y deambulamos por distintas calles y avenidas.


No podía faltar un cartel Guiness en Westmoreland street.


El mítico Palace bar, en fleet street, donde solía escribir un tal Brian O´Nolan sus libros y artículos.
Por fuera...


Y por dentro.

En Westmoreland St tambi.en nos encontramos el trinity College



Enlazamos con la peatonal Grafton Street, donde me encontré una protesta delante de una peletería...



Esta calle está plagada de edificios llamativos, tiendas de lujo, restaurantes y artistas callejeros.




























Continuamos por St. Stephen´s green north



Y giramos por Upper Merrion Street buscando el parque Merrion Square, donde habia montada una fiesta enfocada a niños con magos, musicos, cuenta cuentos, payasos, etc. y donde nosotros habiamos quedado con unas amigas de Isabel, una compañera de clase.



El parque es muy bonito, con un ligero toque a Alicia en el país de las Maravillas e invita a sentarse y descansar. Al cabo de un rato seguimos el paseo en dirección al "área medieval".

Empezamos con la iglesia de Sant Andrew, en la calle del mismo nombre [mapa], donde actualmente está ubicado el centro de turismo de Dublín.



El castillo de Dublín, del que no tengo fotos, la catedral de la Santísima Trinidad de Dublín,o Christ Churc, la más antigua de las dos catedrales que hay en la ciudad.




La iglesia San Agustín y Sant John







La iglesia de Sant Audoens, una de las mas viejas de Irlanda, motivo por el cual está un poco hecha polvo. Se dice que tiene las campanas más antiguas de todo el país.



Y como no, la Catedral de St Patrick



Estaba siendo una jornada muy larga y ya iba siendo hora de visitar lo que realmente me atraia de Dublín: El Temple Bar.

Es la zona de Dublín con más bares por metro cuadrado, con muchísimo ambiente por las calles, tanto por los artistas que están en la calle (músicos, malabaristas, payasos, magos, etc) como por la cantidad de turistas y peatones que transitan.

Pongo alguna foto de alguas de las personas que se ganan la vida en la calle














y de los innumerables bares













































Y por supuesto el mítico Temple Bar por dentro y por fuera.



Junto a este pub estaban los chicos de Informe Semanal grabando un reportaje sobre el Instituto Cervantes por su 18 aniversario. Lo que yo no esperaba era que cuando lo viera por la tele de vuelta a España iba a tener mi "segundo y medio de gloria". Cuelgo la prueba de mi paso por la ciudad, ¿donde está Wally?...

video

3 comentarios:

Mr. Gibson dijo...

Lo que más me gusta de Dublín es la combinación entre música y cerveza que hay en casi todos los pubs y por las calles. En pocos sitios se consigue eso.
Tendrías que haber hecho la peregrinación de todo buen cervecero visitando la fábrica de Guinness. Como en La Meca, tienes que ir por los menos una vez en la vida.

Chererito dijo...

Ja,ja,ja. Es verdad, pero no tenía mucho tiempo y además tenía miedo de no poder salir, si entro en un barril ya no me sacan ni con grua...

pili dijo...

Bonitas y curiosas fotos, tal y como nos tienes acostumbrados.